ACERCA DE NOSOTROS

En Baby Jogger diseñamos cochecitos inspirados en nuestros hijos, porque ante todo, también somos padres. Buscamos soluciones ingeniosas a los problemas cotidianos con un objetivo claro: hacer más fácil la vida de los padres.

Como líderes en cochecitos para correr, cada Baby Jogger ha sido examinado y certificado por las normativas más altas de seguridad, cumpliendo o excediendo las normas establecidas por una o más de las organizaciones más respetadas de pruebas independientes del mundo:

-        Sociedad Americana de pruebas y materiales (ASTM): Los cochecitos Baby Jogger son fabricados y voluntariamente examinados para para cumplir o exceder las normas de ASTM International. Los certificados que los acompañan garantizan que los productos alcancen la capacidad máxima seguridad disponible dentro de nuestra categoría de productos.

-        EN-1888:2003: Especifica los requisitos relativos a los materiales empleados en la fabricación de los coches y sillas de paseo. Esta prueba, obligatoria en la Unión Europea, es una de las más completas y rigurosas y asegura que todos nuestros cochecitos ofrezcan la mayor seguridad y calidad posible para los más chicos.

-        TUV Rheinland of North America (TUV): Mundialmente conocida por realizar pruebas para América del Norte, Europa y Asia que documentan la seguridad y la calidad de los productos nuevos y existentes en todo el mundo.